• Inicio
  • Bachillerato
  • USO exige a la Consejería de Educación un trato digno a la asignatura de Religión y su profesorado

USO exige a la Consejería de Educación un trato digno a la asignatura de Religión y su profesorado

La Federación de Enseñanza de USO en Extremadura ha manifestado y registrado ante la Consejería de Educación su oposición al trato que se le prevé otorgar a la asignatura de Religión y a su profesorado.

Una vez publicado el borrador del decreto de Bachillerato en el Portal de Transparencia de la Junta de Extremadura, podemos comprobar que la intención de la Administración es que a los alumnos de 1º de Bachillerato se les «castigue» si eligen Religión, ya que tendrían 2 horas lectivas más que el resto de sus compañeros. Además, en 2º de Bachillerato la asignatura de Religión desaparece completamente.

La Federación de Enseñanza de USO muestra su indignación ante este maltrato que se le otorga a la asignatura de Religión y a su profesorado. Creemos que la intención última es asfixiar a dicha asignatura, incentivando que el alumno no la elija en 1º de Bachillerato. Además, no solo se perjudica al profesorado de Religión, ya que al posibilitar que en 1º se reduzcan 2 periodos lectivos se perderán horas para repartir al profesorado que podría impartir una asignatura alternativa.

Por esto, la Federación de Enseñanza de USO ha registrado por escrito a la Consejería de Educación que se impartan 2 periodos lectivos para Religión (al igual que se realiza para el resto de asignaturas) para cada curso de Bachillerato, y que se ofrezca una asignatura alternativa, recibiendo por tanto todos los alumnos 30 periodos lectivos semanales por curso.

Desde USO reclamamos a la Consejería de Educación que se adopten urgentemente medidas de protección laboral similares a las que acaban de tomarse en Navarra. USO siempre ha trabajado por el Profesorado de Religión y ha defendido, sin complejos y con un mismo mensaje en todas las comunidades autónomas, sus condiciones laborales y profesionales. Queremos que la asignatura de Religión sea tratada exactamente igual que el resto de materias y que sus docentes no sean discriminados,  siendo USO el único sindicato que defendió esta asignatura en el Consejo Escolar del Estado.