Propuestas de USO para un inicio escolar seguro

El Gobierno ha acordado con las CCAA una Declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública frente al COVID-19 para los centros educativos durante el curso 2020-2021. En total, 29 medidas y 5 recomendaciones para su aplicación por las administraciones competentes. El documento recoge la necesidad de retomar “de forma prioritaria” la actividad educativa presencial adoptando para ello una serie de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud que garanticen la vuelta a las aulas de forma segura.

USO destaca los siguientes aspectos que se deben reforzar para que el inicio de curso transcurra de la manera más segura para los docentes, PAS, los alumnos y sus familias:

1. El Ministerio de Educación tiene que liderar la situación coordinando un protocolo general lo más preciso posible siguiendo las indicaciones del Ministerio de Sanidad y la evidencia científica conocida. La evolución real de la pandemia a nivel territorial es la que debe diferenciar las actuaciones.

2. Los elementos clave para combatir la pandemia son tres: distancia personal, higiene y test. Esto requiere una fuerte inversión que se tiene que presupuestar para todos los centros sostenidos con fondos públicos, posibilitar una bajada de ratio alumno/aula importante, los desdobles de grupos necesarios, profesorado de refuerzo y para sustituciones, personal de limpieza, personal sanitario, elementos de protección de barrera, geles hidroalcohólicos, etc.

3. Sería conveniente constituir una comisión de seguimiento permanente para evaluar y ajustar las medidas según se vayan produciendo los acontecimientos, agravándose o aliviándose la pandemia.

4. Hay que adaptar el currículo y los criterios de evaluación este curso. Aligerarlo, concentrarlo, fijar bien las prioridades.

5. Los profesionales más sensibles al riesgo de contagio tienen que tener un tratamiento diferenciado. Mayores de 55 años, mayores de 60 años y los que tienen patologías previas importantes.

6. Las herramientas tecnológicas son un apoyo imprescindible para profesores y alumnos ante los periodos no presenciales, que serán frecuentes. Deberán aprovisionarse en cantidad suficiente para superar los periodos no presenciales, que serán inevitables.

7. Hay que hacer barridos de test y tener claro cómo proceder ante los positivos que se vayan presentando para actuar con rapidez y precisión.

8.- Debe regularse el teletrabajo en el sector para garantizar la desconexión digital de los docentes.

9.- Para la mejor atención de los problemas que puedan surgir en los centros, debe abordarse la necesaria presencia de sanitarios en los centros.

10.- El nuevo personal docente debe estar en sus puestos de trabajo desde el primer día de clase. En caso contrario, hay que permitir que los centros flexibilicen y adapten horarios y días de asistencia en los cursos afectados por este retraso. La Consejería de Educación ya está informando a los centros con cuántos docentes más contarán para este curso escolar.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Abrir chat