Encuesta de USO sobre cómo ha incidido la pandemia en el Personal de Administración y Servicios (PAS)

La Federación de Enseñanza de USO ha preparado una encuesta para detectar los efectos de la pandemia del COVID-19 entre los trabajadores y trabajadoras del Personal de Administración y Servicios. La encuesta tiene como objetivo analizar la experiencia y, en su caso, las dificultades que se han encontrado tanto en las limitaciones de empleo producidas por el cierre de los centros como al haber tenido que llevar a cabo una metodología on-line en su trabajo a causa del COVID-19.

El PAS ha tenido que adaptarse a una situación nueva, insólita y no prevista y, además, afrontar el reto de realizar de un día para otro su actividad a través del teletrabajo, superando todo tipo de retos y obstáculos con el objetivo de atender sus tareas desde casa. ¿Cómo se gestionan la administración y los servicios de un centro docente desde casa?

Puede ser que el teletrabajo haya venido para quedarse. Por este motivo, es importante conocer la opinión de quienes han tenido que realizar su tarea a través de esta nueva metodología. Desde FEUSO pensamos que es de suma importancia trasladar estas experiencias a la negociación colectiva para regular en el futuro cuestiones esenciales como la jornada, la desconexión digital y el trabajo on-line.

TU EXPERIENCIA Y TU OPINIÓN son importantes. Por eso, te agradeceríamos respondieras a esta encuesta anónima que nos aportará una valiosa información sobre cómo se está viviendo la situación actual por parte de todo el colectivo del PAS.

La información será utilizada de forma anónima para la realización de los estudios pertinentes. FEUSO no recogerá ni almacenará, ni directa ni indirectamente, ningún dato personal.

Muchas gracias anticipadas por tu colaboración. Puedes acceder a la encuesta en este enlace.

Leer más

Encuesta de FEUSO sobre la incidencia del teletrabajo en los docentes durante el COVID-19

Más de 3.000 docentes de todas las etapas y centros educativos han participado en una encuesta elaborada por la Federación de Enseñanza de USO para valorar la incidencia del tele-trabajo en su vida laboral y familiar. El 65,5% de los docentes encuestados afirma que durante el confinamiento su jornada laboral se ha ampliado en más de dos horas diarias y el 69,9% afirma no haber tenido una jornada regular y que han trabajado todos los días de la semana, incluidos los festivos. Durante los meses de confinamiento, los docentes han incrementado de manera sustancial su jornada habitual de trabajo, con las consecuencias que ello ha supuesto para la salud personal y la conciliación de la vida laboral y familiar.

Los docentes que han participado en la encuesta imparten clases en centros públicos, privados y concertados. Por sexos, han participado en la encuesta un 72,6% de mujeres y un 27,4% de hombres. Aunque existe un alto grado de satisfacción por el trabajo realizado, por la respuesta de las familias y la implicación del alumnado, los docentes opinan que el teletrabajo aumenta entre los alumnos la brecha digital e incrementa las desigualdades. Para un 31%, resulta más complicado el seguimiento del aprendizaje del alumnado y no existe continuidad a la hora de valorar a los alumnos de atención a la diversidad. El teletrabajo tiene sus puntos positivos, pero no es la mejor herramienta ni para educar ni para socializar.

En relación con los medios, el 86,9% de los docentes ha utilizado herramientas tecnológicas propias para realizar su trabajo, lo que le ha supuesto un incremento en sus gastos habituales. En este punto, hay que destacar que un 40,7% han tenido que comprar nuevos equipos y accesorios informáticos, además de ampliar sus contratos de Internet. En cuanto a los niveles de seguridad informática, un 55,5% consideran que la seguridad de sus equipos informáticos no es la adecuada para el uso del teletrabajo. El 50% del profesorado reclama más formación en temas tecnológicos vinculados al teletrabajo.

Los mayores retos a los que se han enfrentado los docentes trabajando desde casa han sido, en primer lugar, la dificultad por mantener un horario regular (36,4%), la falta de conectividad a Internet y no tener acceso a las herramientas o a la información necesarias para realizar el trabajo online (un 27,54%). En este punto hay que destacar que un 11,5% de los docentes no disponen de un lugar apropiado en el hogar para realizar su tarea.

En el apartado de la salud laboral de los docentes, el 71% ha manifestado de manera habitual ansiedad, irritabilidad y nerviosismo; un 54,8% ha mostrado una preocupación excesiva ante la situación que estaban viviendo, y un 56,4% ha manifestado no encontrar tiempo para el ocio y el descanso. Estos datos que indican que el profesorado ha terminado el curso con altos grados de estrés.

Un 95,5% de los docentes considera que es muy importante trasladar estas experiencias a las Administraciones y en la negociación colectiva para regular en el futuro cuestiones esenciales que desde hace tiempo venimos reclamando desde FEUSO como la regulación de la jornada, la desconexión digital y las consecuencias que el teletrabajo puede tener en materia de salud laboral.

Para los docentes, la enseñanza online ha supuesto un reto profesional muy importante, ya que han tenido que adaptarse a una nueva metodología de trabajo en un tiempo récord, lo que ha supuesto una sobrecarga de trabajo añadida a la que ya de por sí tienen en condiciones normales. Este incremento ha afectado negativamente tanto a su salud laboral como a sus condiciones de trabajo. Por todo ello, resulta imprescindible dotar a los docentes de los recursos y materiales suficientes y de la formación en competencias digitales y en salud laboral para que puedan afrontar con las mejores garantías profesionales una situación semejante en caso de que vuelva a producirse de cara al próximo curso.

Para USO, el teletrabajo es una herramienta útil y positiva que necesita de más recursos y adaptaciones para que su implantación en la enseñanza sea la apropiada. Este sistema de trabajo tiene grandes posibilidades, aunque, a su vez, puede acarrear algunos peligros laborales y de salud laboral entre los docentes y de aislamiento social entre el alumnado. Su regulación es urgente y se debe hacer protegiendo como prioridad los derechos de los trabajadores.

Más información: Ver DOCUMENTO ENCUESTA COVID-19

Leer más

USO traslada a Trabajo irregularidades en la prestación por ERTE

El sindicato USO ha trasladado al Ministerio de Trabajo y Economía Social las irregularidades y errores detectados en la tramitación de las prestaciones por ERTE y las propuestas para la prórroga de estos para la recuperación económica

La secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO, Sara García, ha dirigido un escrito al Ministerio de Trabajo y Economía Social con un listado de irregularidades y errores de tramitación por parte del SEPE en los ERTE. Problemas que han provocado situaciones críticas para muchos trabajadores afectados por esos ERTE, tanto de fuerza mayor como los presentados por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción.

“Estos trabajadores, que ya ven mermados sus ingresos al encontrarse en esta circunstancia y que, bien sea por el retraso en el ingreso de la prestación o por errores en su cálculo o en los datos, están sufriendo grandes penalidades en su ya menguada economía familiar”, denuncia García.

El pasado 25 de marzo, desde USO registramos una petición al Ministerio de Trabajo y Economía Social para que agilizase al máximo el pago de las prestaciones a las personas que se vieran afectadas por el aluvión de ERTE derivados de la crisis del coronavirus.

Ya por entonces, alertábamos de que el pago de la prestación se retrasaría en torno a 50-70 días. Previsión de USO que se confirmó cuando se anunció que la mayoría de los afectados percibirían su primera prestación el 10 de mayo, tras no poder tramitarla para el 10 de abril. Sin embargo, en estas fechas aún tenemos constancia de personas trabajadoras afectadas que no han percibido su prestación.

Irregularidades en las prestaciones

USO ha pedido al Ministerio que se dé respuesta y se subsanen rápidamente toda una serie de irregularidades que se han detectado en la tramitación de la prestación por ERTE de fuerza mayor o ETOP, cuyos únicos perjudicados son los trabajadores. Entre estos errores se encuentran:
  • Vinculadas a la situación familiar:
  1. Hijos a cargo: una de las medidas adoptadas desde el SEPE para agilizar el abono de las prestaciones fue unificarlas para su cálculo a “hijos 0”, decisión que contó con la crítica de nuestro sindicato. Posteriormente, el SEPE lanzó una nota informativa en la que se anunciaba que sería el organismo quien regularizara de forma automática el aumento de las cantidades en función de sus condiciones familiares, sin reclamación por parte de los afectados. Sin embargo, en USO hemos recibido la comunicación de personas afectadas que no han realizado reclamaciones, siguiendo lo recogido en la nota publicada por el SEPE, constatando que esta situación no se ha subsanado aún. Por tanto, reclamamos que se subsane o bien que se informe a los afectados de esta situación y del plazo en el que se va ingresar la diferencia al tener en cuenta los hijos a cargo, o, por último, que se comunique que se debe hacer, finalmente, una reclamación individual.


  2. Reducción de jornada por guarda legal. En este caso, hemos recibido la constatación de que a las personas afectadas por un ERTE que ya estaban en situación de reducción de jornada por cuidado de menor de 12 años o personas con discapacidad que no desempeñe una actividad retribuida, a las que se les está calculando la prestación sin tener en cuenta la causa de la reducción con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo e inseguridad ante si debe interponer una reclamación individual o si el SEPE, como en el caso anterior, va a actuar de oficio. En este caso, no tener en cuenta la causa de la reducción de cara al cálculo, agrava una situación de desigualdad ya preexistente puesto que las personas que reducen su jornada son en su mayoría mujeres que ya ven mermado su salario y reducidas sus aspiraciones laborales por tener que sacrificar parte de su jornada al cuidado y, ahora, se ven también penalizadas por el SEPE en el cobro de su prestación.
  • Tiempos parciales. Al ser las empresas las que aportan los datos de cara a la tramitación de las prestaciones por el SEPE, éstas han presentado el contrato base sin tener en cuenta las posibles mejoras de contrato, que en algunos trabajadores llegan a tener unas medias de 35 horas semanales, lo que implica una merma económica sustancial y que no se ajusta a la realidad contractual de algunos trabajadores afectados. En otros casos hemos detectado que se está tomando en cuenta la situación más reciente del trabajador o trabajadora, dándose situaciones de personas trabajadoras en jornada completa, afectadas por ERTE de suspensión de contrato, que son sacadas del ERTE en un ERTE parcial con una reducción de jornada por un tiempo, y posteriormente, al producirse una bajada o pérdida total de actividad, vuelven a un ERTE de suspensión, por lo que el SEPE calcula sus prestaciones como si de un tiempo parcial se tratara.

La doble penalización a los trabajadores a tiempo parcial en las prestaciones por los ERTE

Los trabajadores a tiempo parcial son también un colectivo vulnerable que refleja la precarización y la desigualdad de nuestro mercado laboral. La voluntariedad del tiempo parcial en nuestro país es una excepción en la mayor parte de este tipo de contratos, la parcialidad es involuntaria y se suelen producir en los sectores más precarizados siendo mujeres y jóvenes los colectivos más afectados por esta situación.

USO denuncia que sus prestaciones por desempleo son inferiores a las de los empleados a tiempo completo al tener un menor porcentaje de actividad. A modo de ejemplo, un caso de un afiliado de USO del Sector Aéreo contratado a tiempo parcial que cotiza unos 1.450€ mensuales y recibe una bruta de 686,31€, mientras en la empresa hay personal eventual que sustituye bajas a jornada completa que cotizan el 100% y bases de unos 1.400€, y tienen una prestación aproximada de 980€ brutos pues sólo le reducen al 70% de la base de cotización.

Dada la situación de precariedad laboral y el abuso de los contratos a tiempo parcial, hay muchos trabajadores y trabajadoras que tienen dos o más contratos de este tipo para poder llegar a fin de mes y que se ven penalizados al estar afectados por un ERTE, dado que para el cálculo de las prestaciones solo se tiene en cuenta la cotización del contrato a tiempo parcial de la empresa afectada, recibiendo una prestación inferior que si de una prestación por desempleo por despido se tratara.

Problemas con el acceso a los datos y la subsanación de errores

  • Acceso a datos y subsanación de errores. A pesar del apartado habilitado por el SEPE para consultar el estado de tramitación de la prestación, muchos trabajadores afectados por ERTE, no pueden acceder a sus datos o, incluso, acceden a datos que con su clave pertenecen a otras personas. Se han detectado situaciones caóticas y desesperantes como retrasos en el cobro de la prestación, sin tener explicación alguna por parte de la empresa ni del SEPE; personas a las que se les ingresa mayor cantidad de la prestación que les corresponde y posteriormente se le descuenta sin mediar ninguna información o comunicación; equivocaciones en los datos que conllevan cálculos de prestación erróneos; trabajadores de la misma empresa que obtienen resultados totalmente diferentes, teniendo mismas bases de cotización, contratos y cargas, etc.
En muchas ocasiones estas situaciones se producen debido a errores en la elaboración de los listados de los afectados por parte de la empresa, que deja al trabajador en un estado de indefensión total, ya que desde SEPE solicitan que sea la empresa la que subsane el defecto y algunas alegan que es el trabajador el que debe subsanar.

Propuestas de USO para la prórroga de los ERTE

En el escrito dirigido por USO al Ministerio de Trabajo se le han trasladado algunas propuestas de interés ante la inminente prórroga de los ERTE por fuerza mayor para evitar el aumento de las desigualdades en las personas trabajadoras afectadas.

USO ha comunicado la preocupación existente ante la indefensión en que se encuentran los trabajadores y trabajadoras afectados, al no producirse periodo de consultas, ni negociación con la representación legal de los trabajadores, con unas condiciones que iban a ser para un momento excepcional y que se van prorrogando en el tiempo, dando lugar a las siguientes situaciones:
  • Falta de información o comunicación a los representantes de los trabajadores de la evolución de la actividad o de las decisiones a adoptar.
  • De cara a la progresiva reincorporación de las personas afectadas por el ERTE a la actividad, no existe un criterio de llamada consensuando, produciéndose en muchos casos de manera arbitraria por parte de la empresa. Esta situación provoca que no se produzca una rotación en la plantilla, dándose situaciones de desigualdad al permanecer en ERTE los mismos trabajadores desde el inicio hasta su finalización y que otra parte de la plantilla no se vea afectada en ningún momento.
Por  ello, USO solicita una medida excepcional de cara a la prórroga de los ERTE orientada a no mermar aún más el poder adquisitivo de las personas afectadas, manteniéndose el cobro del 70% de la prestación a partir del día 181, no reduciéndose al 50%.

Leer más

Encuesta de FEUSO sobre la incidencia del teletrabajo en los docentes durante los meses de confinamiento por el COVID-19

LOS DOCENTES HAN TELETRABAJADO DE MEDIA DOS HORAS DIARIAS MÁS QUE DURANTE SU JORNADA HABITUAL

              – Más de 3.000 docentes de todas las etapas y centros educativos han participado en una encuesta elaborada por la Federación de Enseñanza de USO para valorar la incidencia del teletrabajo en su vida laboral y familiar.

– El 65,5% de los docentes encuestados afirma que durante el confinamiento su jornada laboral se ha ampliado en más de dos horas diarias y el 69,9% afirma no haber tenido una jornada regular y que han trabajado todos los días de la semana, incluidos los festivos.

– Durante los meses de confinamiento, los docentes han incrementado de manera sustancial su jornada habitual de trabajo, con las consecuencias que ello ha supuesto para la salud personal y la conciliación de la vida laboral y familiar.

– Una aplastante mayoría, 95%, reclama que en la negociación colectiva y con las correspondientes Administraciones se deben regular en el futuro cuestiones tan esenciales como la jornada durante el teletrabajo y la desconexión digital.

  Los docentes que han participado en la encuesta imparten clases tanto en centros privados como en sostenidos con fondos públicos. Por sexos, han participado en la encuesta un 72,6% de mujeres y un 27,4% de hombres. Aunque existe un alto grado de satisfacción por el trabajo realizado, por la respuesta de las familias y la implicación del alumnado, los docentes opinan que el teletrabajo aumenta entre los alumnos la brecha digital e incrementa las desigualdades. Para un 31%, resulta más complicado el seguimiento del aprendizaje del alumnado y no existe continuidad a la hora de valorar a los alumnos de atención a la diversidad. El teletrabajo tiene sus puntos positivos, pero no es la mejor herramienta ni para educar ni para socializar.

En relación con los medios, el 86,9% de los docentes ha utilizado herramientas tecnológicas propias para realizar su trabajo, lo que le ha supuesto un incremento en sus gastos habituales. En este punto, hay que destacar que un 40,7% han tenido que comprar nuevos equipos y accesorios informáticos, además de ampliar sus contratos de Internet. En cuanto a los niveles de seguridad informática, un 55,5% consideran que la seguridad de sus equipos informáticos no es la adecuada para el uso del teletrabajo. El 50% del profesorado reclama más formación en temas tecnológicos vinculados al teletrabajo.

Los mayores retos a los que se han enfrentado los docentes trabajando desde casa han sido, en primer lugar, la dificultad por mantener un horario regular (36,4%), la falta de conectividad a Internet y no tener acceso a las herramientas o a la información necesarias para realizar el trabajo online (un 27,54%). En este punto hay que destacar que un 11,5% de los docentes no disponen de un lugar apropiado en el hogar para realizar su tarea.

En el apartado de la salud laboral de los docentes, el 71% ha manifestado de manera habitual ansiedad, irritabilidad y nerviosismo; un 54,8% ha mostrado una preocupación excesiva ante la situación que estaban viviendo, y un 56,4% ha declarado no encontrar tiempo para el ocio y el descanso. Estos datos que indican que el profesorado ha terminado el curso con altos grados de estrés.

Un 95,5% de los docentes considera que es muy importante trasladar estas experiencias a las Administraciones y en la negociación colectiva para regular en el futuro cuestiones esenciales que desde hace tiempo venimos reclamando desde FEUSO como la regulación de la jornada, la desconexión digital y las consecuencias que el teletrabajo puede tener en materia de salud laboral.

Para los docentes, la enseñanza online ha supuesto un reto profesional muy importante, ya que han tenido que adaptarse a una nueva metodología de trabajo en un tiempo récord, lo que ha supuesto una sobrecarga de trabajo añadida a la que ya de por sí tienen en condiciones normales. Este incremento ha afectado negativamente tanto a su salud laboral como a sus condiciones de trabajo. Por todo ello, resulta imprescindible dotar a los docentes de los recursos y materiales suficientes y de la formación en competencias digitales y en salud laboral para que puedan afrontar con las mejores garantías profesionales una situación semejante en caso de que vuelva a producirse de cara al próximo curso.

Para USO, el teletrabajo es una herramienta útil y positiva que necesita de más recursos y adaptaciones para que su implantación en la enseñanza sea la apropiada. Este sistema de trabajo tiene grandes posibilidades, aunque, a su vez, puede acarrear algunos peligros laborales y de salud laboral entre los docentes y de aislamiento social entre el alumnado. Su regulación es urgente y se debe hacer protegiendo como prioridad los derechos de los trabajadores.

Leer más

Abrir chat