Archiv para 22/10/2020

Resultados de la encuesta de USO sobre la incidencia del COVID-19 en el inicio del curso escolar

Aproximadamente 2.000 trabajadores del sector educativo han participado en una encuesta elaborada por la Federación de Enseñanza de USO para recabar su opinión sobre cómo se ha desarrollado el inicio de curso en los centros docentes de toda España con el fin de sacar conclusiones reales, veraces y críticas de cómo ha sido la vuelta al colegio.

Como ponen en evidencia los resultados de la encuesta, se trata de una vuelta incierta, con miedos e inseguridades, con cambios de hábitos y rutinas… No ha sido nada fácil para nadie: ni docentes, ni PAS, ni alumnos, ni familias.

Más información: VER INFORME COMPLETO.

Leer más

USO pone en marcha una app para mejorar el bienestar personal de los trabajadores de la Enseñanza

La Federación de Enseñanza de USO, en colaboración con la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía, han puesto en marcha la aplicación para móviles “Con corazón y cerebro”. Esta APP es gratuita y está destinada principalmente a docentes, PAS y a cualquier persona interesada en mejorar su inteligencia emocional y bienestar personal. La aplicación ya está disponible también en la versión para IOS.

La aplicación ha sido creada por Martín Pinos Quílez, experto en gestión emocional y autor de la obra del mismo nombre, libro finalista a los Premios Caligrama 2019. “Con corazón y cerebro” es una aplicación libre para mejorar la inteligencia emocional, la autorregulación y el bienestar personal. La neuroeducación, la educación emocional y el desarrollo del pensamiento crítico y creativo son las piedras angulares de esta aplicación.

Se trata de una herramienta más que la Federación de Enseñanza de USO pone a disposición del sector docente. Esta aplicación aporta en el contexto actual, en medio de la pandemia del COVID-19, una relevante ayuda para el profesorado, pues contribuye a gestionar de manera eficaz y saludable sus emociones.

La aplicación se encuentra disponible en estos enlaces: iOS y Play Google.

Leer más

Riesgos psicosociales provocados por la conexión digital

La conexión digital puede dar lugar a una serie de riesgos psicosociales en el trabajador. USO te ofrece algunas recomendaciones para evitar daños en la salud

Desde el punto vista de la prevención, no hay una definición científica ni legal de hiperconexión digital ni tampoco de desconexión digital, aunque son obvias las consecuencias que produce esa falta de desconexión del trabajo. Entre ellas: el cansancio; el agotamiento mental y cognitivo; la compulsión adictiva para comprobar si se ha pasado algún mensaje por alto, o la imposibilidad de seguir el ritmo de la información recibida y canalizarla (bandeja de correo entrante saturada y sin leer). En este sentido, un informe del INSST considera que estar permanentemente conectado provoca insomnio, irritabilidad, mal humor, desmotivación, agotamiento mental, falta de energía y menor rendimiento.

¿Qué factores de riesgos psicosociales provoca la no desconexión digital?

La Nota Técnica de Prevención (NTP) 1122 incorpora un listado no exhaustivo de factores de riesgo psicosocial por el uso inadecuado y no planificado de las TICs relacionados con el tiempo de trabajo:
  • Prolongación de la jornada laboral: antes de su comienzo o al finalizar la misma y realización del trabajo en horarios inusuales (noche, fin de semana etc.), debido a la conectividad permanente y al uso inadecuado de las TICs.
  • Dificultad de conciliar la vida familiar y laboral.
  • Aumento de las interrupciones en el desarrollo del trabajo, en especial en el uso del correo electrónico.
  • Tareas no previstas y multitarea que pueden prolongar la jornada laboral.
  • Realización de tareas en “periodos de espera” o “tiempos muertos”, entre desplazamientos y/o viajes, que antes eran inactivos.
  • Cultura de empresa sin una política clara sobre promoción de trabajadores remotos, lo que hace aumentar la competitividad, pudiendo ocasionar un aumento de las horas de trabajo fuera del horario laboral y del centro de trabajo.
  • Una sobrecarga de tareas puede provocar daños psíquicos o enfermedades mentales y depresivas. La dimensión familiar del trabajador también se ve afectada, ya que éste traslada su estado anímico y su propio trabajo al hogar, lo que termina originando en algún momento conflictos con la familia de mayor o menor entidad. Puede, además, favorecer mayores exigencias mentales y de estrés en el trabajo debido a la aceleración del tiempo, la “infobesidad” o “infoxicación” (sobrecarga informativa) o la aparición de otras patologías en el trabajo como el síndrome del burnout o la adicción al trabajo, workaholism.

¿Qué medidas de PRL se pueden aplicar para evitar daños en la salud?

La NTP 1123 recomienda las siguientes medidas para paliar los efectos de la no desconexión digital en la salud de las personas trabajadoras:
  • Diseñar una guía de buenas prácticas para el uso adecuado de las TIC, hacer campañas de sensibilización en la empresa para trabajadores, mandos intermedios y superiores jerárquicos.
  • Establecer políticas de desconexión digital para garantizar los tiempos de descanso entre jornadas laborales.
  • Planificar el trabajo a realizar, la cantidad de trabajo previsible y el inesperado, así como el tiempo de dedicación previsible y el plazo de finalización.
  • Establecer prioridades de actuación en caso de recibir tareas no esperadas para evitar prolongar el tiempo de trabajo y la multitarea.
  • Diseñar un procedimiento para llevar a cabo interacciones con trabajadores remotos para evitar la comunicación una vez acabada la jornada laboral.
  • Evitar la excesiva multiplicidad de localizaciones, teniendo en cuenta la distancia entre ellas y programando el tiempo de trabajo contando con el tiempo invertido en los desplazamientos.

Medidas de empresa para evitar el uso incorrecto de dispositivos digitales

Por otro lado, hay que poner la atención en las medidas preventivas previstas para que la empresa se abstenga del uso incorrecto de los dispositivos digitales con la finalidad de controlar y vigilar la actividad del trabajador. En cualquier caso, resulta positivo que se haya incorporado en la norma la exigencia de que se informe previamente a los trabajadores de forma expresa, clara y concisa del uso de cámaras de videovigilancia y de dispositivos de geolocalización. La comunicación debe ser inequívoca en el caso del uso de dispositivos de geolocalización.

Este análisis quedaría falto si no se tomara en consideración el art. 14 Ley de Prevención de Riesgos Laborales que marca el deber, universal, del empresario de protección frente a los riesgos laborales. Para que este precepto resulte eficaz debemos analizar el caso “ad hoc”, ya que no es lo mismo contestar un mail de manera puntual a llevarse el portátil de la empresa a casa para poder terminar un proyecto.

En el mismo sentido, el cargo y responsabilidad de la persona también juegan un papel determinante ya que los puestos directivos se apoyan en los diferentes dispositivos para ejercer el control y gestión de la actividad laboral.

A nuestro parecer, la regulación parece escasa, se le debería haber tratado en la propia LPRL, o bien en el mencionado art. 14 o bien incluyéndolo en la planificación anual, art. 16. De esta forma, se conformaría como un deber empresarial, en lugar, de un derecho de los trabajadores. Del mismo modo, entendemos que debería ir acompañada de la oportuna inclusión de esta obligación entre las materias sancionables de la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social. Se podría discutir su ubicación exacta, relativa a infracciones en materia de relaciones laborales individuales y colectivas, art. 7.5, o un nuevo inciso más claro y conciso del factor, y su graduación, a sancionar en las infracciones en materia de prevención de riesgos laborales, arts. 11 y siguientes de la LISOS.

Leer más

Pensiones: años cotizados para jubilarse y edad de jubilación tras la Reforma

¿Cuántos años cotizados son necesarios para jubilarse y qué edad de jubilación corresponde año a año tras la Reforma?

En USO queremos repasar en esta información de forma clara y esquemática cómo cambia la edad de jubilación año a año, cuántos años cotizados son necesarios para jubilarse según las modificaciones progresivas y cómo se modifica la base reguladora. La pensión por jubilación es la principal pensión que se percibe en España. Aunque la última Reforma de las Pensiones se aprobó en 2011, su entrada en vigor es progresiva hasta situar la edad de jubilación en 67 años en 2027. Antes de esta reforma, la edad legal de jubilación eran 65 años.

¿Qué es una pensión por jubilación?

La prestación por jubilación, en su modalidad contributiva, cubre la pérdida de ingresos que sufre una persona cuando, alcanzada la edad establecida, cesa en el trabajo por cuenta ajena o propia. Ahí pone fin a su vida laboral, o reduce su jornada de trabajo y su salario en los términos legalmente establecidos. Tras la reforma del Gobierno del Partido Socialista en 2011, la edad de acceso a la jubilación ya no solo depende de una edad legal de jubilación establecida. Para entonces, estaba en 65 años. Con la Reforma de las Pensiones, depende de la edad del interesado y de las cotizaciones acumuladas a lo largo de su vida laboral.

¿Cuántos años cotizados son necesarios para jubilarse?

Para que una persona se jubile, han de cumplirse dos requisitos: haber cumplido 67 años de edad o tener 65 años y 38 años y 6 meses cotizados. Esta relación entre edad y períodos cotizados se alcanzará en 2027. Hasta entonces, los años cotizados necesarios para jubilarse se van modificando anualmente de la siguiente forma:
¿Cuántos años cotizados son necesarios para jubilarse?

¿Cuántos años cotizados son necesarios para jubilarse?

En 2020, ¿cuántos años hay que tener cotizados para jubilarse?

Como se podía observar en el cuadro, en 2020 la edad legal de jubilación ha subido hasta los 65 años y 10 meses para todos los que tengan 37 años cotizados. En unos meses, en 2021, será de 66 años.

¿Cómo se calcula la cuantía de la pensión?

La cuantía de la pensión se calcula aplicando a la base reguladora el porcentaje general que corresponda en función de los años cotizados. La base reguladora es el cociente que resulta de dividir por 350 las bases de cotización del interesado durante los 300 meses inmediatamente anteriores al del mes previo a su jubilación. Hasta llegar a esta situación, se establece un período transitorio que comenzó en enero de 2013. En ella, el número de meses se viene elevando progresivamente a razón de 12 meses por año, de acuerdo con la siguiente tabla, que indica el número de los meses computables y años computables en cada ejercicio, hasta llegar a los 300 en 2022, y el divisor correspondiente:
¿Cómo se calcula la cuantía de la pensión?

¿Cómo se calcula la cuantía de la pensión?

¿Cómo se calculan las bases de cotización para conocer el valor de la pensión?

Las bases de cotización de los 24 meses inmediatamente anteriores al mes previo al del hecho causante se toman por su valor nominal. Las restantes bases de cotización se actualizarán, de acuerdo con la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC), desde el mes a que aquellas correspondan hasta el mes inmediato anterior a aquel en que se inicie el período a que se refiere el párrafo anterior.
¿Cómo se calculan las bases de cotización para conocer el valor de la pensión?

¿Cómo se calculan las bases de cotización para conocer el valor de la pensión?

¿Cómo sé si tengo derecho a percibir el 100% de la pensión de jubilación?

El porcentaje de la pensión que se recibe está relacionado con el número de años cotizados. Se aplica una escala que comienza con el 50% a los 15 años y, cuando culmine el proceso que se inició en 2011, para tener derecho al 100% será necesario haber cotizado 37 años. En 2020, es necesario tener cotizados 36 años para acceder al 100% de la pensión de jubilación. Eso implica prácticamente estar cotizando de forma ininterrumpida desde los 30 años, con trabajos a jornada completa. La entrada en vigor del factor de sostenibilidad, que vincula el valor de la pensión inicial a la esperanza de vida, se ha pospuesto hasta enero de 2023.

Jubilación anticipada: penalizaciones y coeficientes reductores

La anticipación de la edad de jubilación está penalizada por coeficientes reductores que varían en función de los años cotizados. No debe confundirse esta situación con la jubilación parcial, que no tiene coeficientes reductores, y menos con las prejubilaciones, que acaban en situaciones de jubilación anticipada. La jubilación anticipada puede ser voluntaria o involuntaria. Cada cual de ellas tiene una carencia y una edad, pero son comunes a ambos tipos los coeficientes reductores. Por cada trimestre o fracción de trimestre que le falte al trabajador para cumplir la edad legal de jubilación, en función del período de cotización acreditado:
  • Coeficiente del 1,875% por trimestre, cuando se acredite un período de cotización inferior a 38 años y 6 meses.
  • Coeficiente del 1,750% por trimestre, cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y 6 meses, e inferior a 41 años y 6 meses.
  • Coeficiente del 1,625% por trimestre, cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses, e inferior a 44 años y 6 meses.
  • Coeficiente del 1,500% por trimestre, cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.

Jubilación anticipada voluntaria: edad y carencia

Podrá accederse a ella como máximo dos años antes de la edad ordinaria y habrá que contar con un mínimo de 35 años cotizados. Otros requisitos para acceder a ella es que la pensión resultante sea superior a la pensión mínima.

Jubilación anticipada involuntaria: edad y carencia

En este caso, podrá accederse como máximo cuatro años antes de la edad ordinaria y habrá que contar con un mínimo de 33 años cotizados. Para solicitar esta pensión por jubilación, es necesario estar inscrito como demandante de empleo durante un plazo de, al menos, 6 meses inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud de la jubilación. Además, el cese de la persona trabajadora debe haberse producido como consecuencia de una situación de reestructuración empresarial que impida la continuidad de la relación laboral. Si tenemos en cuenta estos requisitos y los coeficientes, podemos poner un claro ejemplo de penalización de jubilación anticipada: una persona que se jubile de manera involuntaria 4 años antes de la edad ordinaria y que tenga menos de 38 años y medio cotizados tendrá una penalización del 30% en el valor de su pensión.

La Reforma de las Pensiones: recorte drástico de los derechos

Como USO ya predijo, la entrada en vigor de la Reforma de los Pensiones ha empobrecido a nuestros jubilados. La extensión de la edad legal de jubilación a los 67 años y el incremento de 15 a 25 años del período de cómputo para el cálculo del valor de la pensión está llevando a una drástica reducción en el valor de las pensiones: una disminución media del 10%. El aumento paulatino de los años necesarios para tener derecho al 100% de la pensión provocará que una gran mayoría de los trabajadores no puedan acceder a dicha cuantía. La garantía de las pensiones a medio y largo plazo está vinculada al futuro del empleo. Es por ello que, en las actuales circunstancias de alto desempleo y precariedad laboral, es necesario fomentar empleo estable y de calidad entre las personas jóvenes. Ellas van a sustentar en un futuro el Sistema Público de Pensiones y van a tener que lidiar con el descenso de la natalidad.

Leer más

Abrir chat